Dos son mejor que uno: Células de la glándula mamaria tienen dos núcleos para maximizar producción de leche. 

Por Claudia Moreno, Ph.D.

Un estudio publicado esta semana devela un secreto escondido de la glándula mamaria: la mayor parte de las células secretoras de leche poseen dos núcleos, y esto ocurre solo durante la etapa de lactancia.  

Imagen tomada de la publicación original.  Derechos Nature Communications. 

De las 5 especies de mamíferos estudiadas, incluyendo los humanos, todas compartieron esta característica, lo cual sugiere que es un mecanismo que evolucionó para maximizar la producción de leche y asegurar la nutrición de las crías. 

En este estudio liderado por la Dra. Anne C. Ríos y el Dr. Nai Yang Fu, del Instituto Australiano “The Walter and Eliza Hall Institute of Medical Research”, se usó una novedosa técnica de microscopia en 3D que permitió identificar los límites de las células y descubrir que la mayor parte de ellas tenían dos núcleos. 

La glándula mamaria es un órgano único en cuanto a su remodelación y sufre cambios drásticos durante 4 etapas en la vida de una mujer. Durante la pubertad se originan los ductos (finos tubos por dónde saldrá la leche). Durante el embarazo pequeños grupos de células precursoras se dividen exponencialmente para dar origen a las células alveolares y a las mioepiteliales. Durante el inicio de la lactancia las células alveolares empiezan a producir y a secretar leche y las células mioepiteliales se contraen en respuesta a la oxitocina para activar la expulsión de la leche. Finalmente cuando cesa la lactancia, la glándula sufre un proceso llamado involución, donde las células productoras de leche mueren. 

El descubrimiento de que las células alveolares tienen dos núcleos durante la fase de lactancia es importante porque está íntimamente relacionado con su capacidad para producir leche. En esta fase las células duplican toda su maquinaria, como sucede cuando cualquier otra célula de nuestro cuerpo se va a duplicar. Además del núcleo, duplican todos los organelos celulares (mitocondrias, retículo, proteínas, lípidos) y también su tamaño, pero en lugar de dividirse y dar origen a dos células, permanece como una célula “doble” con doble capacidad de producción y con mayor superficie para secretar más leche.

REFERENCIAS

Anne C. Rios, Nai Yang Fu, Paul R. Jamieson, Bhupinder Pal, Lachlan Whitehead, Kevin R. Nicholas, Geoffrey J. Lindeman & Jane E. Visvader. Essential role for a novel population of binucleated mammary epithelial cells. Nature Communications 7, Article number: 11400 doi:10.1038/ncomms11400

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s